Jueves 19 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 19 de Mayo de 2022 y son las 08:59 - Bienvenidos a Informados y Comprometidos con la realidad, desde Perito Moreno, provincia de Santa Cruz.

LOS ANTIGUOS

14 de mayo de 2019

ANANIAS JOMÑUK: «Donde hay agua, tenes todo»

Los Antiguos se caracteriza por su alto nivel productivo, la importancia de trabajar bien la tierra para obtener buenos resultados en la calidad de los frutos siempre ha sido prioridad para los productores. Visitamos a Ananías Jomñuk, más conocido como «Pinocho» quien junto a su familia son referentes de la productividad, una familia tradicional en nuestra localidad. Ellos vienen trabajando la tierra desde hace más de treinta años logrando una calidad única en sus frutos producto de su dedicación e inversión.

Ananías es heredero junto a sus diez hermanos de las tierras de su padre, un trabajo familiar de años que hasta hoy se mantiene, cada uno de ellos siguió con la tradición de trabajar la tierra y producir. Pinocho también es uno de los socios fundadores de Cooperativa El Oasis, es decir, toda su vida dedicado a la producción. Desde el año 1985 apostó fuertemente a la plantación de cerezos, primero con uno de sus hermanos y luego en 1993 en su chacra El Rosedal.

Hace 18 años comenzó con un proyecto particular que en aquel entonces parecía imposible, luego de varias averiguaciones consiguió comprar tierras en lo que nosotros conocemos como la “Pampa de Sastre”, teniendo la firme convicción de que allí podía realizar lo que tanto anhelaba: Producir.

EL AGUA EN LA PAMPA DE SASTRE

Sabia y quería demostrar que era posible que en ese lugar se iba a dar el proceso de crecimiento de una planta de cerezo de manera normal,  a pesar de que un estudio de suelo realizado por una empresa que en aquel entonces contrató el estado provincial diera negativo, argumentando que no era posible al no encontrar la manera de cómo llevar el agua al lugar,  no dio por vencido a Ananías y al obtener esas tierras consiguió instalar un sistema de riego que funcionó y que hizo que hoy tenga un alto porcentaje de productividad.

Instalar todo ese sistema de riego le llevo ocho años aproximadamente y la inversión tuvo un costo de 250.000 dolares de aquel entonces , con esto  logra su objetivo de estar ahí y comenzar con las plantaciones.

El proyecto para trabajar la tierra en Pampa de Sastre lo inicio en el año 2001, pero comenzó a plantar cerezos en el año 2009, en cuanto a la producción nos comenta que hace tres años que ya viene produciendo y que sigue plantando para continuar creciendo, lleva 4 hectáreas plantadas y le quedan 10, de esas hectáreas esta temporada logro una producción de 30,000 kilos de cerezas y va en creciente porque sigue apostando a las plantaciones en las hectáreas restantes.

Este año consiguió que sus cerezas formen parte de lo que se exportó a China, una gran puerta que se abrió y que dio a los productores locales mas ganas de seguir apostando a la producción, teniendo a favor el sabor de nuestros frutos que son únicos, producto de varios factores como el clima, el sol y las propiedades de nuestro suelo.

El proceso de crecimiento de la planta hasta su cosecha hoy ya no es tan lenta como hace años atrás, gracias a capacitaciones y averiguaciones con expertos han logrado que ese proceso se acelere y no pierda por eso su calidad.

Pinocho siempre replica las palabras de su padre: «hijo, donde hay agua tenes todo, si no hay agua no hay nada», frase que recuerda porque el éxito de su proyecto es por la perseverancia de apostar a la frase de su padre.

Fuente / Diario Utopía

COMPARTIR:

Comentarios