Martes 26 de Enero de 2021

Hoy es Martes 26 de Enero de 2021 y son las 21:32 Escucha TEMPO FM 98.5 MHz!

LAGO POSADAS

12 de enero de 2021

Con el fuego bajo control, este martes terminaría el operativo

Luego de una semana combatiendo las llamas en el cañadón del río Oro, finalmente la situación está a punto de culminar. Mientras mitigan los últimos focos ígneos, el personal apostado en la zona, realiza tareas de prevención para evitar el reinicio de las llamas.

Luego de una semana de intensa lucha contra el fuego en las cercanías de Lago Posadas, la situación finalmente está controlada. Gracias a la gran labor de los brigadistas de los Parques Nacionales y del Consejo Agrario Provincial, sumado al trabajo de Vialidad ProvincialServicios PúblicosBomberos y voluntarios del lugar, hoy esperan extinguir definitivamente el incendio.

Los focos ígneos comenzaron en la zona del cañadón del Río Oro el lunes pasado. Al día siguiente, los primeros voluntarios que arribaron al lugar, en conjunto con el destacamento de Bomberos local, mitigaron el fuego y creyeron haberlo apagado en su totalidad. No obstante, el miércoles se reiniciaron las llamas y comenzó a volverse incontrolable. Por ello, desde el Consejo Agrario Provincial (CAP), se tomó la decisión de solicitar la ayuda del Plan Nacional del Manejo del Fuego, programa federal al que Santa Cruz está adherido.

Al respecto, el presidente del CAP, Javier De Urquiza, dialogó con LU12 AM680 y brindó detalles sobre la situación en la zona afectada

“La situación está controlada, pero seguimos en guardia de cenizas”, comentó el funcionario. En esa línea, explicó que el objetivo de esta guardia sería evitar lo que pasó el pasado martes, cuando la situación parecía estar controlada y volvió a reactivarse el fuego. “Nosotros estimamos que este martes ya estaría terminado el operativo”, aseguró.

Consecuencias

Por otro lado, el titular del Consejo Agrario comentó que esa zona es propensa a que ocurran estos incendios dado a la cantidad de “material combustible” en el lugar.

“Inicialmente, lo que más se quemó son matorrales y el pastizal. El miércoles, el fuego ingresó a la zona boscosa, eso era nuestra gran preocupación porque para que no se difunda más a través del Bosque Andino Patagónico”, detalló De Urquiza.

 

 

Sin embargo, la intensidad de las llamas puso en peligro el casco de algunas estancias del lugar, por lo que se requirió armar “cortafuegos” con máquinas que aportó Vialidad Provincial. En el caso de la Estancia “Zorro Bayo”, donde habita la familia Pilquimán, las llamas llegaron a estar a escasos metros de las edificaciones. A pesar del susto, no se tuvieron que lamentar perdidas humanas ni tampoco el incendio pasó a mayores.

 

 

“Trascendieron muchas cosas, como que el fuego estaba afectando a la localidad de Lago Posadas. El lugar afectado, está a 20 kilómetros de allí”, señaló De Urquiza. Efectivamente, la mayor parte del daño en la vegetación autóctona es en el cañadón del río Oro, a unos kilómetros de la desembocadura en el lago Pueyrredón.

Precauciones

Además de la guardia de cenizas que está llevando adelante los brigadistas, todavía se cuenta con la presencia de un helicóptero hidrante en la zona. La aeronave llegó desde El Bolsón el fin de semana pasado, con el objetivo de sobrevolar la zona para divisar los focos ígneos.

“Se pensó usar el sistema de captación de agua con un balde de 1.200 litros, pero no se pudo utilizar por las dificultades climatológicas”, señaló el presidente del CAP. No obstante, el helicóptero permancerá en Lago Posadas hasta que “se tenga la absoluta seguridad de que está todo controlado y sin riesgo de reinicio”.

Por último, De Urquiza contó que hubieron algunas lluvias intermitentes en la zona e incluso nevó en las partes más altas de unos de los cerros afectados. Sin dudas, esto fue de mucha ayuda, dado que sirvió para mitigar las llamas en las partes más inaccesibles del bosque y más propensas a reavivar las llamas.

Este lunes, la dotación de brigadistas que llegaron de los Parques Nacionales “Patagonia” con sede en Perito Moreno y “Los Glaciares” (El Calafate) comenzó a retornar a sus lugares de origen que “con las condiciones actuales y apagándose definitivamente todos los focos, no deberíamos tener ningún problema y podríamos dar por finalizado el operativo”, concluyó De Urquiza.

Fuente / La Opinion Austral

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios