Jueves 19 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 19 de Mayo de 2022 y son las 07:58 - Bienvenidos a Informados y Comprometidos con la realidad, desde Perito Moreno, provincia de Santa Cruz.

PERITO MORENO

22 de mayo de 2019

Denuncian públicamente a médicos del hospital “Oscar Natale” por mala praxis

Según su denunciante, la Sra. Gisela Mendoza, le perforaron la vejiga tras una cesárea que le provocó un cuadro lamentable y del que se salvó por sus propios medios para poder contarlo a Informados.

Cuánto vale la vida de una persona? muchísimo para nosotros, y es una regla ética médica que deben tener en el Hospital “Dr. Oscar Natale” algunos profesionales que vamos a mencionar en esta nota.

Gisela Mendoza acaba de ser mamá por segunda vez por cesárea este mes, intervenida quirúrgicamente en el nosocomio local ante los siguientes profesionales:

Ginecóloga María de los Ángeles Pérez Matricula Provincial Nº 2062 / Puerto Deseado

Cirujana Bárbara Helman  / Matrícula Provincial Nº 2474 / Perito Moreno

Dichas profesionales realizaron una “cesárea” por debajo de la línea de la primera operación que ha tenido como madre, si me sigue entre líneas, por debajo de la primera operación realizada. De acuerdo al testimonio, al terminar la operación, Mendoza sintió en su interior dolores inexplicables y tras consultar la presencia médica la Dra. Pérez ya no se encontraba presente sin delegar la responsabilidad hacia otro profesional. El abandono de la paciente es tan claro y cobarde ante esta escena.

Luego, se derivó la atención en el Dr. Leilo Caribaux, quién le provee el alta médica a la Sra. Mendoza, y aquí se profundizan los problemas para la damnificada. Un día después, vuelve la intensidad de los dolores y se acerca como puede hacia la guardia del hospital, y atendida por el Dr. Chavidoni, retoman el contacto con Caribaux y planean la derivación hacia la localidad de Puerto Deseado en donde la esperaría la Ginecóloga María de los Ángeles Pérez, quién se encargó de la operación en conjunto con Helman en primer término. La derivación se hizo, se hicieron estudios preliminares y le explicaron mediante subestimación que “en cuestión de 20 días estarás recuperada, no es tan grave”.

No conforme con la respuesta médica, Mendoza viajo a Caleta Olivia y el desenlace fue una fatalidad: vejiga perforada tras la intervención quirúrgica y útero infectado por restos de coágulos de sangre producto de mala praxis en cesárea, así como lo está leyendo, así fue la noticia que recibió Mendoza en voz de la Dra. Medina y la nueva intervención quirúrgica fue inminente.

De acuerdo a las consultas, los doctores locales promediaban 20 días de curación tras la cesárea más tardar; según los médicos en Caleta Olivia, 20 días serían suficientes para retirar el útero completamente por haberse diseminado el líquido de la vejiga y además esto le causó un factor negativo en el riñón derecho de la paciente, del cual cuesta muchísimo repararse y cumplir su función vitaly lo que ha provocado que tenga que depender de medicamentos para sentirse aliviada.

Después de esta pesadilla en Caleta Olivia por el profesionalismo de quien está a cargo de un Hospital siendo representante de la Salud Pública en Perito Moreno, los doctores suturaron su vejiga y profundizaron la limpieza del útero infectado, salvandose de estar expuesta a una próxima complejidad.

Los días de Mendoza hoy no son alegría y felicidad como se espera en la maternidad, no hay fiesta ni bienvenida por el momento, sino extremo cuidado porque tiene que reparar este dolor con una sonda para mitigarlo y avanzar en la crianza de su niño recién traído al mundo.

Nos preguntamos que hubiese sido si Mendoza hubiera acatado la orden de Perez, Helman y Caribaux, con un pronóstico directo hacia la pérdida de sus órganos y ante el abandono de los profesionales; por suerte hoy se encuentra con sus seres queridos, protegida y con esperanzas de salir hacia adelante.

En estos días regresará a Perito Moreno por una nueva vida, aconsejando a muchas personas de lo sucedido para que no les pase a otras, y que sea claro testigo de que con la salud de las personas no se juega, la salud pública es una garantía que el Estado darle prioridad, valor y de responsabilidad, de hacerse cargo de las personas hasta las últimas consecuencias.

Informados y Comprometidos

COMPARTIR:

Comentarios