Viernes 19 de Agosto de 2022

Hoy es Viernes 19 de Agosto de 2022 y son las 17:24 - Bienvenidos a Informados y Comprometidos con la realidad, desde Perito Moreno, provincia de Santa Cruz.

ANALISIS

8 de julio de 2022

Claudio Vidal contraatacó, pero no siempre todo ataque es una buena defensa

Después de nuestro informe el día 6 de julio 2022 donde relatamos el encuentro que tuvieron Eduardo Costa y Claudio Vidal, con intenciones de realizar una alianza para las elecciones del 2023, el partido SER del petrolero, no tuvo mejor idea que emitir un comunicado el cual no es, precisamente, una pieza literaria ni muchos menos y como corresponde a nuestra naturaleza, la vamos a analizar y contestar en sus principales términos.

En ese marco apuntamos una vez más, que Vidal es un nativo kirchnerista, quien despliega las mismas mañas propias de esta facción política, como el uso de la falacia, la mentira y la simulación, tanto para engañar al electorado, como para encubrir sus actos menos confesables y ocultar el autoritarismo que posee, la falta de tolerancia a la crítica, el odio a la prensa libre y especialmente, hacia aquel periodismo que no puede controlar.

La negación, también es parte indivisible del ser kirchnerista. Nadie que se precie de tal, debe o puede reconocer absolutamente nada que no esté en el radar surreal y promiscuo de esa pseudoideología que tiene como base de sustentación la contradicción permanente y el recato aparente, falso, simulado, típico de los personajes populistas que pregonan lo que incumplen y exigen lo que son incapaces de cumplir. Lo vemos a diario a nivel nacional y provincial y el propio Claudio Vidal lo ha puesto en práctica de manera concreta y pública a lo largo de su corta carrera política.

Contrariamente a la ofensiva de Vidal, la UCR no confirmó ni desmintió. Nosotros, desde nuestro medio ratificamos absolutamente todo lo que dijimos en el informe anterior y en una segunda oportunidad vamos a agregar datos que estamos corroborando y verificando, sobre el principio de aquel acuerdo político que tienen en estudio construir para enfrentar al oficialismo en el 2023.

Las formas no son su preocupación

Para Claudio Vidal, que tiene tantas expectativas puestas en la política provincial, debemos decirle que “las formas” son fundamentales cuando se trata de encarar un proyecto político serio y se precie “distinto” al instalado en Santa Cruz hace más de 30 años, el cual permanentemente le hace un by pass a las formas, a la decencia y a la honestidad intelectual, pero aún así, perdura.

Tal vez por haber nacido y reproducido en la escuela política kirchnerista, comete los mismos errores insalvables, especialmente en un ámbito fundamental de todo espacio político: la comunicación.

Estructuralmente el comunicado del SER con el cual intenta desmentirnos, adolece de fallas graves que lo transforman en una porquería.

Está confeccionado sin firma, no da precisiones ni nombres, está redactado en tercera persona, posee errores graves de sintaxis, imprecisiones de espacio, tiempo y lugar y produce redundancias dentro del texto. Incurre en errores conceptuales básicos de la comunicación de redes y tiene como único fin desacreditar nuestra información, cosa que no solo no consigue, sino que potencia y reafirma.

La inteligencia no se proclama, se practica

La negativa de un hecho, circunstancia o problema, al igual que la ironía, requiere de un elemento imprescindible: la inteligencia. Y leída la pieza expedida por no se sabe bien quién (¿Vidal, el Departamento de Prensa del Ser, algún Secretario o una expresión colectiva del sindicato petrolero, tal vez?) porque no lleva firma ni define el origen, evidentemente carece de este factor indispensable y básico que es la seriedad. Lo transforma en un panfleto de defensa irrestricta a un jefe, para darle una coartada y poder decir “Yo nunca firmé eso“. No tiene valor.

La ironía se define como el arte de burlarse de alguien, de denunciar, criticar o censurar algo, pero sin expresarlo de manera explícita o directa, sino dándolo a entender. Cuando alguien debe o quiere negar un hecho cierto (como éste) y pretende hacerlo de manera eficaz, está obligado a componer un cuadro similar, pariente cercano de la ironía, donde el mensaje se debe ejercer concreto, creíble, directo sin margen de error y disparado sin mostrarse copado por una falsa candidez y dubitativo. Para eso, claro está, se necesita ser inteligente.

Poco serio

El título del comunicado arranca mal: “Las noticias falsas atentan contra la democracia”, expresa el SER.

La falsedad de algo, incluyendo de una noticia, se debe probar. Sin pruebas fácticas de que algo es falso, la premisa de que es falso, es falsa. Si no se puede probar dicha falsedad, como el caso que nos ocupa, se entiende que el título parte de una hipótesis personal de quien escribe y nada tiene que ver la democracia en todo esto.

El autor induce al lector a componer la idea “publicaron una noticia falsa contra Claudio Vidal, por lo tanto son golpistas, antidemocráticos”; es la premisa instalada en el escrito, desde el título.

“Ante la versión periodística publicada en el día de la fecha desde un medio de información que aseguraba una alianza de nuestro espacio con un referente político de la provincia de Santa Cruz, desde el partido SER queremos expresar que eso es mentira”.

Obviando los errores de redacción presentes y las tildes que faltan en el párrafo, atacando la construcción del texto con pretensiones de ser “informativo”, adolece de un elementos fundamental para hacerlo eficaz y no solo una expresión de despecho, como ocurre aquí: la credibilidad.

El primer párrafo, donde se supone el autor sitúa al lector con una idea resumida de lo que luego va a desarrollar, arranca impreciso y sin contundencia. De ahí en adelante, todo lo demás es descartable.

La versión periodística”, es una construcción personal de Vidal. Lo que para él es una “versión” (hecho subjetivo), para nosotros es un hecho concreto

La falta de mención del medio que incurrió en esa supuesta “versión periodística”, pretende ser un juego inteligente de ironía tendiente a “bajarle el precio a la fuente”, es decir a OPI Santa Cruz, pero en realidad no solo no lo logra, sino, resalta más nuestras implicaciones en aquella nota y por el contrario, exacerba la cobardía de un espacio político donde nadie se hace cargo (otro elemento típico de proceder K); de hecho, nadie firma al pie y hablan en tercera persona, como si el comunicado fuera un oráculo y no un documento de descargo público procedente de un espacio reconocido. Esto también suele ser hecho como un ardid para después, si las papas queman, salgan a decir que nos lo escribió Vidal, porque no está firmado.

“Si el diputado nacional, Claudio Vidal, en algún momento trabaja en algún tipo de acuerdo político o el partido toma la decisión a través de un Congreso partidario de participar en las próximas elecciones con algún otro espacio, sepan los medios de comunicación como la comunidad en general que serán informados a través de una conferencia de prensa o por los canales oficiales”.

Con el ánimo de negar lo informado, el SER cae en una contradicción insólita, porque sus propios integrantes se ufanan de “conversar con todos” y la realidad marca que Claudio Vidal desde la campaña 2019 está buscando un aliado político y en tal sentido hemos remarcado las reuniones mantenidas con Máximo Kirchner (en su momento), con Gabriela Mestelán de Encuentro Ciudadano, con la propia Roxana Reyes, con Daniel Peralta y con Javier Belloni, entre otros y todas las veces lo negaron.

Y lo que Vidal y sus diputados expresan como “relaciones naturales” y casi de “convivencia política” con los distintos sectores políticos, es en realidad la búsqueda de una alianza y después de las elecciones últimas, acuden a esos espacios ofreciéndoles un universo de votos de casi el 30% en la provincia, lo cual nada tiene que ver con la realidad de cara a las elecciones del 2023.

“Es sabido que cuando se acerca alguna elección, o el contexto político es sensible, siempre recrudecen las fake news, las operaciones mediáticas y los engaños. Este tipo de acciones buscan confundir a la sociedad, lo que tiene graves consecuencias para la democracia. En las últimas décadas las elecciones de muchos candidatos elegidos en todo el planeta estuvieran manipuladas y ensuciadas por campañas sistemáticas de noticias falsas. A través de este tipo de publicaciones se busca manipular negativamente a la sociedad”.

 

Un párrafo para el olvido. Si yo fuera del SER y más aún si fuera Claudio Vidal, estaría quitándole al autor, la posibilidad de que exprese tanto desconocimiento en el campo de la comunicación y los conceptos básicos de lo que constituyen medios y redes sociales.

En principio el error de que “se acerca una elección”, es un acto fallido de Vidal. Estamos a un año y tres meses de las elecciones, quiere decir que para él las elecciones son el hecho más importante, el único objetivo y todo lo que hace y dice, está orientado a ese logro.

El hecho de hacer presente la aparición de las fake news, las operaciones mediáticas y los engaños y no mencionarnos directamente como originadores de esos fenómenos, pero haciéndonos cargo dentro de la elipsis que produce en el texto, está orientado a dar por sentado la falsedad de lo dicho y por ese motivo mete todo en un “revuelto de gramajo” para batirlo y hacernos parecer (obvio, sin nombrarnos, como corresponde) como antidemocráticos y productores de noticias falsas.Todo ello sin mencionar que la Fake News es producto de las redes sociales y el anonimato, cuestión que parara nada encaja cuando se trata de un medio reconocido como el nuestro.

Y como si faltara algo, vamos a resaltar un detalle que demuestra (además de todo lo anterior) una falta de preparación intelectual, tanto de Vidal como de quien escribió eso por encargo.

El concepto de “manipulación” es uno solo y en ningún caso (y menos cuando se refiere a la manipulación social) es positiva.

Manipulación se define como “…un individuo o grupo de individuos que ejercen una toma de control del comportamiento de una persona o de un grupo, utilizando para ello técnicas de persuasión o de sugestión en búsqueda de anular o liminar las capacidades críticas”. Por lo tanto, decir como expresa el comunicado “…se busca manipular negativamente a la sociedad”, es un error conceptual.

Estaría bueno que Claudio Vidal explique cómo se “manipula positivamente” a la sociedad o en su defecto, que diga si él desde su experiencia política, con sus actos, despliegues ostentosos, compra de medios, campañas de redes sociales, apertura de radios y páginas webs, actos, inauguraciones de todo tipo y el desplazamiento de decenas de camionetas ploteadas, está “manipulando positivamente” al electorado de Santa Cruz.

Y termina pidiéndole a los medios de comunicación que chequeen las fuentes antes de repetir o publicar una noticia. Esto es un mensaje claro y conciso a los medios de comunicación de la provincia que son solventados por Vidal, el SER y el Sindicato de Petroleros Privados, tras lo cual subyace una amenaza velada de quitarle los aportes si reproducen información contraria a los intereses de ese partido.

No da para más

El señor Claudio Vidal debe saber que OPI Santa Cruz no es una de esas páginas web que nacen, crecen y se reproducen, solo para cumplir tareas afines a su campaña, que discurren en loas hacia su persona para hinchar su ego y cumplir las condiciones de cada contrato.

No producimos fake news, una especialidad de las redes sociales de la cual no nos nutrimos, como si hacen los medios que están bajo el paraguas protector de su sindicato y su partido. 

Desde hace muchos años somos una Marca Registrada oficialmente a través del Instituto Nacional de Propiedad Industrial e Intelectual de la República Argentina y somos una empresa (Sociedad Anónima) debidamente constituida; no nos ocultamos en anonimatos, páginas digitales sin responsables visibles, radios truchas o sin homologación y tampoco producimos contenidos sin firmas, como es natural en medios de la provincia, algunos abonados por su sindicato, donde nadie se hace cargo, tal como corresponde con su comunicado.

Somos el diario digital de Santa Cruz más reconocido a nivel nacional e internacional, debido a nuestra manera de informar, directo y sin red, sin color político ni partidismos y por haber logrado a lo largo de 18 años, posicionar nuestro medio como el mejor informado, el más confiable, creíble y el de mayor repercusión nacional, logrado todo a través de nuestra información e investigaciones genuinas análisis certeros, que han nutrido y nutren a los principales medios del país y a las decenas de colegas de los grandes medios que, ademas, son nuestros amigos.

Dicho esto, lamentamos decirle al señor Vidal que él no puede decir lo mismo. Su conducta política es típica del kirchnerismo más básico. Su problema no es solo comunicacional, es moral y de procedimientos

No reconoce ser parte del FPV pero mintió cuando dijo que se separaba del bloque, luego de votar a mano alzada todo lo que mandó Alicia durante 3 años, hasta (inclusive) la negativa al uso del Ibuprofeno Inhalado en plena pandemia; ni bien fue ungido diputado nacional corrió al lado de Máximo, se abrazó con los Moyanos y votó todos y cada uno de los proyectos que presento o rechazó el hijo de la vicepresidente.

¿Caballo de Troya?

Finalmente, tal vez Claudio Vidal tenga razón sobre esto de las campañas, las fake News y la manipulación, pero aplicado a su encuentro con Eduardo Costa lo cual quizás no fue con el ánimo de aliarse, sino de usar al candidato radical para reforzar su posición ante el Frente para la Victoria y advertirles que si no le dan un espacio privilegiado dentro del esquema electoral 2023, va a jugar con la oposición.

O bien podría responder a una estrategia aún más ladina, como la de darle “el abrazo del oso” al radicalismo provincial, para luego de trascendido el encuentro, dejar manchada a la oposición y contribuir con el plan de Máximo para debilitar a JxC en la provincia. No olvidar los halagos de Lázaro Báez al petrolero cuando lo reconoció como un apéndice del FPV en la provincia.

No le vamos a pedir en esta oportunidad a Vidal que explique a la Opinión Pública de dónde saca los fondos para las supermillonarias campañas que emprende, ni tampoco que explique el fracaso contundente de su experimento político llamado Fernando Españón y ni siquiera le pediremos que le cuente a la gente cómo la ha engañado sistemáticamente estos años y de lo cual hay sobradas pruebas en el archivo de OPI Santa Cruz.

Solo le vamos a pedir a Vidal que antes de responder sea criterioso, al menos en defensa propia. Si él no quiere o no puede, que se rodee de gente que piense, esté debidamente capacitada para reaccionar (o no reaccionar), porque muchas veces aclarar oscurece y si esas aclaraciones son confusas y mal redactadas, el daño autoinfligido es aún mayor. Está claro que contraatacar, no siempre es defenderse.

Hace unos años Vidal le envió a OPI una Carta Documento donde nos acusaba de haber reeditado una noticia que publicamos cuando el sindicato de petroleros en Caleta Olivia se enfrentó a tiros con la UOCRA y murió un joven de este último sindicato. En aquella oportunidad dimos toda al información, hasta incluimos la cantidad de armas, el tipo, calibre y numeración limada que encontraron en un Vento con tres o cuatro personas del sindicato a bordo.

Años después y cuando la justicia había fallado a favor del Secretario General, esa nota encontrada por alguno de sus “colaboradores” o correveidile que nunca faltan, hizo que nos enviara una CD absolutamente improcedente, porque lo que le habían mostrado era nuestra nota de aquel momento, que alguien la había hecho circular por las redes sociales. Obvio, esas notas están y seguirán estando en la base de datos indexada de Google, por más que no le guste a Claudio Vidal y así lo se lo hicimos saber públicamente, como es nuestra costumbre. 

En esta oportunidad, también llevado por su entorno, seguramente, volvió a meter la pata y a inmolarse políticamente, con el agravante de que le prometemos ocuparnos de seguir revelando ante la opinión pública su forma de engañar y mentir a través de sus campañas mediáticas y demostrando, como lo hemos hecho en estos años, lo que verdaderamente se cuece detrás de su aparente cruzada social donde todo se confunde: dinero, política, asistencia social, sindicalismo y poder.

Agencia OPI Santa Cruz

COMPARTIR:

Comentarios