Jueves 8 de Diciembre de 2022

Hoy es Jueves 8 de Diciembre de 2022 y son las 15:52 - Bienvenidos a Informados y Comprometidos con la realidad, desde Perito Moreno, provincia de Santa Cruz.

PERITO MORENO

1 de agosto de 2022

“Esta felicidad acaricia mi corazón de educadora”

Es la directora de la Escuela Primaria N° 12 de Perito Moreno y quiere infundir a otros el entusiasmo que ha sabido mantener durante 30 años de carrera. Adriana Sanhueza es la representante de Santa Cruz en el certamen “Docentes que Inspiran”.

Adriana Margot es hija de Félix Adrián Sanhueza, quien fue alumno y docente de la Escuela Agropecuaria N° 1 y primer intendente constitucional de Gobernador Gregores, y de Margarita De Latorre, maestra y posteriormente directora de la Escuela Primaria N° 12 “Remedios de Escalada de San Martín” de Perito Moreno.

El denominador común de todas sus elecciones profesionales siempre ha sido la educación. Es profesora de Enseñanza Primaria, profesora de Informática y licenciada en Ciencias de la Educación. Actualmente, sólo le falta rendir la tesis para recibir el título de magíster en Educación en Entornos Virtuales.

Entre 4 mil postulaciones, Adriana, nacida en Comodoro Rivadavia y criada en Perito Moreno, fue elegida como una de las 23 semifinalistas del certamen nacional “Docentes que inspiran”.

Vale recordar que esta no es la primera vez que un docente de Santa Cruz es seleccionado. En 2021, Patricio Triñanes de Río Gallegos fue uno de los seis finalistas del certamen y si bien no ganó, el afecto y los elogios que recibió fueron invaluables.

Su padre fue el primer intendente constitucional de Gobernador Gregores

En diálogo con La Opinión Austral, la actual directora de la Escuela Primaria N° 12 habló de su profesión, sus experiencias más significativas en 30 años de carrera y cómo se siente al haber sido seleccionada entre miles de docentes.

LOA: ¿Por qué elegiste el Nivel Primario para ejercer?

Adriana Sanhueza: Considero que es el Nivel Educativo que tiene más años dentro del sistema educativo formal, es una edad donde se pueden trabajar fuertemente cuestiones relacionadas con las competencias comunicacionales, construcción de ciudadanía y todo aquello que los prepara para el nivel siguiente. Me tocó ser parte de la EGB, eso fortaleció mucho las ideas, los proyectos e innovaciones que intentábamos implementar.

LOA: ¿Qué experiencias destacarías de estos 30 años?

AS: Hay muchísimas experiencias relacionadas con mis alumnos y las huellas que he podido dejar, desde involucrarnos en la participación de proyectos constructivos y significativos para sus vidas. La participación en una convocatoria de la red TELAR - Fundación Evolución. Un encuentro internacional de educación en Las Leñas, Mendoza, en 2015. Viajé con César, Alan y Victoria, quienes tuvieron que presentar el proyecto “Atlas de la Diversidad” y contar la experiencia con la fauna y la flora de Patagonia, concretamente de la comarca noroeste de Santa Cruz. Fue una experiencia que marcó un antes y un después en sus vidas, poder intercambiar con historias y experiencias de otros lugares del mundo.

A la larga uno los ve realizados, trabajando, formándose, siendo responsables en sus vidas y eso me da mucha satisfacción, no tiene precio.

Trabajé muchos años en Educación Ética y Ciudadana en dos escuelas primarias y siempre involucraba a mis alumnos para participar y analizar la realidad de nuestra comunidad, cuáles eran sus necesidades y sus demandas, cómo se podían solucionar. Teníamos muchos intercambios con autoridades, ya sea candidatos en las elecciones o autoridades elegidas.

Con un grupo de alumnos creamos la primera ordenanza de prohibición de venta de tabaco a menores de edad. Ese tipo de experiencias ha sido muy significativo.

Me ha tocado ser directora de un área de secciones especiales anexas desde el 2009, de la modalidad de Educación Especial de nuestra localidad, que se relaciona con otras instituciones. Destaco el trabajo en equipo y de crecimiento en los procesos de inclusión para los alumnos que tiene discapacidad.

Uno de los proyectos, en 1990, fue la creación del parque inclusivo que está en la escuela, pero era compartido con la comunidad y todos los alumnos.

También está el buffet “De 10”, donde todo lo que se vende es saludable y los productos son elaborados por nuestros alumnos de Educación Especial que se encuentran trabajando en proyectos, son quienes atienden y están construyendo sus herramientas para desempeñarse en la vida e insertarse laboralmente.

Por otra parte, está “Historias Primarias”, el proyecto de periodismo escolar en nuestra escuela, donde la idea es que los chicos puedan desarrollar la curiosidad e involucrarse con los temas de su entorno cercano.

LOA: ¿Qué te llevó a postularte?

AS: Me daba un poco de vergüenza pedirle a otro que me postulara. Por otro lado, ya culminando mi carrera docente en educación formal y más allá de la jubilación próxima a salir, sentía que podía inspirar a otros este entusiasmo que nunca me abandonó, siempre surgen ideas, es un torbellino de idas y no sólo mías, surgen y otros las acompañan, nos retroalimentamos. Este trabajo es rico porque se hace junto a otros.

Los equipos docentes de estas tres décadas han sido inspiradores para mí y ni hablar de mis alumnos y alumnas. En ese sentido, soy una afortunada de haber tenido personas que respetaron mi trabajo, lo acompañaron y lo siguen haciendo al día de hoy.

LOA: ¿Cómo te sentís tras haber sido seleccionada cómo semifinalista?

AS: Estoy muy feliz, es una felicidad sin euforia, acaricia mi alma y mi corazón de educadora porque realmente todo lo que he hecho en estas tres décadas ha sido para impactar en el otro, para dejar huella como mis educadores la han dejado en mí. No he dejado nunca de formarme y esta formación no es para mí, siempre la he compartido con los colegas, alumnos, con los proyectos de la escuela, siempre he ido por más. Este reconocimiento del otro es lo que me motiva a seguir.

Estoy muy feliz. Esto para mí es un reconocimiento, para mí ya está. Si avanzo a la siguiente etapa sería fantástico, me sentiría muy halagada. Me encantaría, desde este rinconcito de la Patagonia, Perito Moreno, comarca noroeste, ser una de las tantas docentes inspiradoras que desde los lugares más remotos del país hacen patria y enarbolan la bandera de la educación creyendo todavía en que Argentina puede ser un país mejor y el que todos nos merecemos.

Fuente / La Opinion Austral

COMPARTIR:

Comentarios