Martes 27 de Septiembre de 2022

Hoy es Martes 27 de Septiembre de 2022 y son las 04:32 - Bienvenidos a Informados y Comprometidos con la realidad, desde Perito Moreno, provincia de Santa Cruz.

ANALISIS

29 de agosto de 2022

El silencio pedido por el SER, la UCR en la encrucijada, JxC obligados por la orden de aliarse con un kirchnerista y los intendentes comprometidos

El panorama político en la provincia de Santa Cruz tiene ribetes inéditos y desconocidos hasta el momento, previo a una campaña que, en los papeles, ya se largó. Nunca sucedió lo que está pasando este año y por eso nos interesa seguirlo, analizarlo y contarlo. Por Ruben Lasagno para OPI Santa Cruz.

El espectro político provincial se ve complejizado por la aparición en el 2019 de un outsider, el petrolero Claudio Vidal, quien como decimos siempre es un “nativo kirchnerista” el cual, disgustado por la falta de espacio dentro del Frente para la Victoria, decidió crear un partido propio (el SER Santa Cruz) y se ha consolidado como un espacio de presión política, dado que, dependiendo de qué lado juegue en el 2023, él cree que puede desbalancear la ecuación de fuerzas y especialmente su acción está orientada a servir de contrapeso para complicarle la elección al oficialismo, de lo cual (y a pesar de todo) no está totalmente convencido y eso se observa en la Cámara de Diputados de la manera en que votan sus legisladores, de hecho en la última sesión, gracias a uno de sus diputados (Farías) el kirchnerismo tuvo quórum para sesionar.

Como lo expresamos en nuestro informe anterior, Vidal se reunió con Rodríguez Larreta y éste bajó la orden a Eduardo Costa, de escucharlo, reunirse con el petrolero y articular algún tipo de acuerdo político para el 2023, con el propósito de que en conjunto, puedan arrebatarle las elecciones al oficialismo el próximo año. Rodríguez Larreta ha hecho pública su opinión sobre su predilección por hacer un gobierno de coalición, aún cuando es consiente que fracasó la Alianza, fracasó Juntos por el Cambio y ahora fracasó el Frente de Todos.

Pero luego de nuestro informe revelador, la reacción no tardó en aparecer. La falta de timing político, hizo que desde el espacio SER salieran a negar todo, con el agravante de emitir un comunicado que atacaba la información como una operación de prensa y lo que es peor, la catalogaba de fake news sin entender a ésta como un fenómeno de las redes sociales.

La UCR hizo silencio de radio. Ambas actitudes corroboraron la información y convalidaron todos y cada uno de los datos aportados en aquel informe. La estrategia en común (SER/UCR/JxC) fue no hacer públicas las negociaciones y especialmente a pedido de Claudio Vidal, ninguno de los sectores involucrados se refirió al tema, ni para negarlo ni afirmarlo. Solo el SER, principal interesado de mantener oculto el proceso, fue quien lo reconoció a través de su negativa, que no va poder sostener cuando la unión de estos partidos salgan a la luz y de ello deban hablar todas las partes involucradas.

Ese paso es el que lo va a poner a Claudio Vidal en ridículo, pues cuando se afiance la coalición y tenga que salir a reconocer lo que él mismo negó en un comunicado público, su credibilidad comenzará a trastabillar a la luz de la única verdad, la realidad.

El otro problema que tiene esta coalición de oportunidad que intentan generar, son las diferencias internas que surgen en la UCR y en partidos de JxC como la CC- ARI o Encuentro Ciudadano, quienes no tienen claro la conveniencia electoral de aliarse con una parte del oficialismo disidente, al menos en el discurso, porque Claudio Vidal en el Congreso, comparte todas las decisiones con Máximo Kirchner en la aprobación de los proyectos K y el rechazo a los de la oposición.

Larreta con Jonathan Viale dijo: “con Massa estamos en espacios políticos distintos, no comparto ni coincido con el kirchnerismo en ningún sentido”, bastante discutible esa afirmación. Por su parte Eduardo Costa y su operador político Ricardo Giubetich son los cultores de esta alianza local que tiene como fin, unirse para ganarle al Frente para la Victoria en Santa Cruz, objetivo de dudosa concreción.

Por este motivo las fuentes dentro de la UCR se han “cerrado” al periodismo, aunque en nuestro caso siempre tenemos una puerta abierta para conocer los vaivenes de este acuerdo secreto que todavía no está cerrado por la discusión interna que existe entre los aliados del partido Radical y de JxC.

En nuestra próxima nota de análisis vamos a describir las principales diferencias que existen entre los actores y las discusiones intestinas que se dan, luego que Claudio Vidal, después de reunirse con cada uno de ellos, pidiera reserva y discreción para que la criatura pueda nacer sana y con la menor contaminación posible.

Por esta razón, será interesante hacer un análisis puntual de esas disidencias, de los personajes más controvertidos que dentro de esa posible alianza hacen “ruido” especialmente por su comportamiento en la legislatura y las exigencias que existen sobre la mesa, donde como sabemos, la supuesta disposición de algunos “solo para que pierda el kirchnerismo”, no es material suficiente y creíble como para garantizar que este nuevo frente en construcción no se rompa antes de llegar, por sus propios egos, las aspiraciones que tiene cada uno, la participación que esperan tener y ni hablar los lugares que cada uno quiere ocupar en la propuesta electoral, tanto en forma personal como para su gente.

En informes posteriores abordaremos las dudas y las desconfianzas de los sectores más reactivos a esta alianza. También los cuestionamientos a quienes están dentro de este acuerdo y las condiciones que les imponen de un lado y otro. Finalmente mantendremos el foco en la forma en que progresarán las diferencias internas, que ya existen y a medida que avance el tiempo, se harán más visibles.

Por último y luego de hablar con varios referentes locales, señalaremos las desconfianzas que subyacen en JxC, sobre la adhesión de Claudio Vidal y su partido SER a la conformación de un nuevo frente y el desglose de los números electorales que hacen algunos de los actores, quienes desconfían que sumar 2 más 2 resulte cuatro en política y tienen miedo, no solo a perder la posibilidad de llegar al poder, sino de arriesgarse a perder caudal de votos propios.

Está claro que el concepto de Larreta no tiene un fundamento fáctico: en el país ninguna de las alianzas y/o coaliciones o frentes, ha funcionado. Sirven para ganar pero nunca para gobernar. ¿Estaremos en Santa Cruz a las puertas de una nueva alianza estrategia para ganar una elección al oficialismo, pero que se romperá en pedazos si hipotéticamente logran sacar del poder al kirchnerismo?. Ese es otro capítulo.

Fuente / Agencia OPI Santa Cruz

COMPARTIR:

Comentarios