Martes 27 de Septiembre de 2022

Hoy es Martes 27 de Septiembre de 2022 y son las 05:18 - Bienvenidos a Informados y Comprometidos con la realidad, desde Perito Moreno, provincia de Santa Cruz.

SAN JULIAN

20 de julio de 2019

A la ginecóloga la atacaron a golpes y la asfixiaron hasta matarla

La autopsia realizada al cuerpo de Zulma Delfina Malvar arrojó que falleció a causa de una asfixia mecánica. Más áreas operativas de la Policía están en la ciudad para trabajar en el caso que conmociona a la ciudad portuaria y hoy hubo una marcha para pedir Justicia.

En la continuidad de la causa que investiga el femicidio de Zulma Delfina Malvar (63), ayer se conocieron algunos detalles de cómo marcha la investigación y se ratificaron algunos otros, que en su edición de ayer La Opinión Austral ya anticipó.

En primer lugar, quedó completamente descartada la hipótesis de un robo, algo que pudo corroborarse luego de los trabajos realizados en el lugar por la División Criminalística, que además marcaron que ninguno de los ingresos de la vivienda fue forzado, ni puerta ni ventanas.

Al personal de la Comisaría Segunda, DDI local y otras áreas que ya están operativas en el caso, se sumó ayer una comitiva de la DDI Río Gallegos, además de personal de la División Apoyo Tecnológico, que está trabajando con dos teléfonos celulares secuestrados. Los peritajes realizados en este sentido serán claves para la continuidad de las investigaciones.

Además, Bomberos de la localidad de Puerto Deseado viajó a San Julián con sus canes para realizar un trabajo en particular sobre el cuerpo y determinar si hay existencia de otros aromas que no sean de la víctima y que podrían resultar ser del autor material del femicidio. Paralelamente, Criminalística continúa con las tareas de campo.

Ayer también se conoció que el desorden generalizado que había en el interior del inmueble se debió a un enfrentamiento entre Malvar y quien la asesinó. De acuerdo a la información recabada por este medio hubo resistencia ante un ataque a golpes de puño -aunque no se descarta la utilización de un objeto contundente- y que de esa pelea quedaron manchas de sangre en la pared de uno de los pasillos de la casa.

En tanto, este matutino pudo conocer de manera oficial que la causa de fallecimiento que arrojó la autopsia a la que fue sometido el cuerpo de la doctora marcó que el deceso se produjo por una “asfixia mecánica”, es decir, por un estrangulamiento. El procedimiento fue realizado por profesionales forenses de la Morgue Judicial de Río Gallegos que viajaron especialmente a San Julián por este caso, en la mañana de ayer en el hospital “Miguel Lombardich”.

Asimismo, también a través de la autopsia, se pudo confirmar algo que el jueves trascendía, pero no pudo confirmarse hasta ayer: la ginecóloga fue golpeada con alevosía.

En ese sentido, también se está trabajando para determinar si en sus manos o en alguna otra parte de su cuerpo hay restos de ADN de la persona que la atacó.

“No se descarta nada”

“Como en cada caso de estas características, no se puede descartar nada y hay varias hipótesis”, manifestó un alto mando de la Policía que trabaja codo a codo con la Justicia para esclarecer el hecho cuanto antes.

Cabe recordar que la causa se inició en la Comisaría Segunda y la Dra. Anahí Mardones, que se encuentra subrogando en el Juzgado de Puerto San Julián, la instruye como investigación sobre muerte.

El fiscal, Dr. Alejandro Victoria, y el secretario Penal, Dr. Gustavo Astobiza, estuvieron el jueves en la escena del crimen y supervisan las tareas del personal policial a cargo de las diligencias e investigaciones.

Hasta el momento, no hay sospechosos y tampoco se descarta que sea más de uno el atacante. Se presume que quien atacó a la doctora la conocía. Es por ello que se aguarda el progreso de las pericias con los teléfonos celulares, cámaras de seguridad y declaraciones testimoniales, a las que ya han sido sometidos familiares de la víctima, pero se aguarda que en las próximas horas continúen recibiéndose testimonios a otras personas más.

Quien aparentemente se encontraba en el domicilio al momento del cruento crimen era la madre de la víctima (85), pero tiene Alzheimer.

Fuente / La Opinión Austral

COMPARTIR:

Comentarios